GALLETAS DE MANTEQUILLA

Ingredientes:

  • 250g de harina.
  • 125g de mantequilla.
  • 125g de azúcar pulverizada.
  • 1 Huevo.
  • Esencia de vainilla al gusto.
  • Cortadores de tu preferencia (en este caso uso de corazón).

Para la decoración:

Glasé real

  • 1 Clara de huevo a temperatura ambiente.
  • Unas gotas de limón.
  • 250g de azúcar impalpable tamizada.
  • Colorante rojo.

Modo de preparación:

Para la masa empezamos haciendo el cremado en la batidora con la mantequilla, el azúcar y la vainilla por un tiempo aproximado de 7 minutos. Luego agregamos el huevo batiendo muy bien hasta tenerlo incorporado y finalizamos agregando la harina de trigo tamizada (solo se bate un poco para que no quede un exceso de batido).

Sacamos la masa de la batidora y la colocamos en una bolsa para luego llevarla al refrigerador por lo menos 45 minutos para que la masa pueda adquirir mejor consistencia. Pasado ese tiempo, amasamos solo un poco sin calentar la masa, se puede usar un tapete de silicona o papel de mantequilla para estirarla, la masa debe tener 5mm de espesor para que las galletas queden con un tamaño uniforme. Volvemos a llevar la masa al refrigerador por 30 minutos, luego sacamos y empezamos a usar el cortador (en mi caso usé un cortador de corazón, en el tuyo eliges el que más te guste).

Es necesario untar con un poquito de aceite a los cortadores, de esta manera evitamos que la masa se pegue antes de hacer cada corte, si la masa se ablanda cuando estés cortando llevamos a congelación, lo importante es trabajarla siempre congelada para que las galletas no pierdan su forma. Luego horneamos las galletas en una bandeja a 180º centígrados por 12 minutos, el tiempo de horneado puede varias dependiendo del tipo del horno.

Preparación para el glasé real:

En un recipiente separamos la clara de la yema. Comenzamos a batir suave para que la clara vaya espumando, cuando esté blanca añadimos una cucharada de azúcar.

Seguimos batiendo y agregamos las gotas de limón, batimos y agregamos otra cucharada de azúcar, seguimos batiendo y repetimos este proceso hasta que el azúcar quede totalmente incorporada.

El glasé debe quedar con una textura cremosa y ligeramente compacta, se puede agregar unas gotitas de colorante si lo deseas. Tapa con film de plástico y deja reposar el glaseado durante 30 minutos en la nevera.

Transcurrido el tiempo de reposo ya lo puedes usar para decorar las galletas a tu gusto.

Galletas de Mantequilla